Reservas
01 800 9999 100 | (+52777) 3210999

Blog

  • bn-blog-misiondelsol-01

5 creencias para armonizar tu mente y ser feliz

1. La felicidad no siempre se siente como felicidad

¿Irónico no? Sentirse feliz puede ser algo rápido que llega a tu vida y de pronto se va, pero ser feliz es completamente diferente, es saber que la felicidad está completamente a tu alcance y sólo depende de ti el acceder a ella. Una vez que estés convencido, verás qué fácil es. Ejemplo: Sabes que después de un mal día podrás llegar a casa y prepararte tu cena favorita.

2. Eres con quien pasas tu tiempo

Así como dicen: “Eres lo que comes”, también absorbemos la energía de las personas que nos rodean. Entonces: La gente feliz irradia felicidad así como la gente pesimista manda energía negativa. ¿Con quién prefieres pasar tiempo? Tan sólo basta darte cuenta de esto para que empieces a rodearte de gente positiva y a fijarte más en qué es lo que estás transmitiendo.

3. No necesita gustarte tu empleo para que puedas hacer trabajo que te haga feliz.

Ya sea un trabajo formal o un hobby extra, no dejes de hacer lo que realmente te apasiona. No necesita hacerte millonario o pagar tus cuentas, simplemente tiene que ser algo que te haga feliz y que sientas como tu misión. No olvides aquellas hojas que dibujabas o pintabas, o la promesa de ser algún día escritor. Desempolva esos sueños y proyectos ¡llévalos a cabo!

4. El miedo es tan grande como tú lo desees

Y así es como empieza una de las mayores barreras de la felicidad. Cada vez que dejes que el miedo le gane a los grandes sueños, estás poniendo un freno a la oportunidad de ser feliz. Pero, bien dicen que la felicidad se encuentra fuera de la zona de confort, así que mientras le sigas poniendo una muralla alta de miedo a tus ganas de volar, entonces nunca podrás saborear en su totalidad lo que se siente ser feliz.

5. No existe el permiso para ser feliz
Estar esperando por un momento adecuado para que la felicidad inunde tu vida o para que algo sea correcto para empezar a sentirte bien, lo único que va a desencadenar es que te sientas impaciente y frustrado por esperar a estar listo. Tú mismo puedes crear tu felicidad, no necesitas el permiso de alguien o algo para empezar a sentirlo. Sólo depende de ti.

Ten en mente esto todos los días y verás que los cambios vienen por sí solos, y te darás cuenta de lo más importante: él único responsable de tu felicidad eres tú.

Cerrar